Desde antes del embarazo había comenzado a leer sobre el parto orgásmico y el parto natural y respetado… Cuando ya esperábamos a Matías me documenté un poco más, porque quería poder contar la historia del parto con tanta emoción como había contado que estaba en gestación.
 Mujer Parto Doula

Por cosas de la vida saliendo del consultorio de mi gineco-obstetra encontré la información de la que luego sería mi Doula (mujer que educa y acompaña en el parto). Después de jugar un rato al gato y al ratón por fin pudimos encontrarnos, conocer lo que hacía, nos enamoramos de ella, y acordamos iniciar el trabajo con su compañía.
 

Durante uno de los ejercicios de preparación entré en crisis porque pensé que no iba a poder, que yo siendo tan cobarde para el dolor no iba a poder con el del parto, sobre todo porque comenzaron a retumbarme los comentarios de las personas que me habían dicho que no sabía de lo que hablaba, que estaba loca... Pero mi Doula me pidió confiar en mí, en lo que sentía, en lo que me había llevado a buscarla y sobre todo, en lo que me llevó a decidir prepararme para un parto natural y sin medicamentos.

Volví a la respiración, al foco, a mi centro, retomé el control y de la mano de mi esposo continué con la preparación; eso sí, siendo más cauta en lo que hablaba, desgastando menos energía en explicar lo que no tenía por qué explicar, para recoger la energía que necesitaría para ese gran día.

Llegó el día de mi parto y cada cosa pasó de manera natural y fluida, mi esposo estuvo todo el tiempo conmigo...

No me centraré en ese momento (Si quiere leer la historia lee este post (El partoporque a lo que quiero ir es a lo que significó para mí el parto. El parto para mí fue: 

  • Romper estructuras (literal y metafóricamente),
  • La posibilidad de conectarme con una fuerza que había desconocido durante 29 años,
  • Comprender que no hay límites que no esté en capacidad de atravesar,
  • Entrar en una meditación constante (tanto que mi esposo decía que parecía que me hubiera fumado alguito),
  • Conectarme con la música, los mantras,
  • Escuchar y seguir a mi cuerpo y su ritmo, sus movimientos, posturas y lugares que encontraba más cómodos para pasar cada contracción
  • Comprender y vivir el dolor sin sufrimiento
  • La posibilidad de encontrar otras maneras de comunicación con mi esposo
  • Explorar mi creatividad para atravesar esta experiencia
  • El esfuerzo más grande que he hecho en mi vida y que honra el acto de la vida misma y el esfuerzo que estaba haciendo mi hijo también
  • La oportunidad de soltar por completo el control, entregarme a la experiencia y confiar en que mi esposo cumpliría su misión de protegernos
  • Permitir expandir mi pecho y dejar salir los sonidos que nunca antes ni de otra manera, me hubiera permitido sacar
  • Entregarme y gritar con poder sobre la recta final, antes de mi primer encuentro con Matías
  • Confiar en que mi cuerpo había gestado un cuerpo que sería capaz de parir
  • Confiar en la biología que va activando el proceso en cadena de una manera perfecta
  • Experimentar el efecto de la Oxitocina (la hormona que genera las contracciones, la directamente implicada con el vínculo, la “hormona del amor”
  • Recorrer la historia de mis mujeres (madre, abuela, bisabuela, etc) y sanarla a partir de esta experiencia
 

El parto me permitió ser transformada y no sólo por el hecho de ahora ser madre. La mujer que soy después del parto es una versión que me gusta más, recordé y comprendí de lo que estoy hecha y de lo que soy capaz.

 
Como mujer lo experimenté y ahora lo veo en las mujeres que acompaño en su preparación y trabajo de parto, acompañarte de una Doula no es tomar un curso psicoprofilactico, es hacerte dueña de tu proceso, es comprender cómo funciona tu cuerpo, es empoderarte de uno de los momentos más poderosos que puedas vivir como mujer.
 

Como mujer y Doula, de corazón te invito a acompañarte de una, no es un lujo es un acto de responsabilidad y cuidado propio.


Foto de FotoSerrano, cuando estaba a una semana de parir (sin saberlo)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

    8 beneficios de la meditación creativa durante la Gestación

    Como ya he compartido antes, los Mandalas me inspiran, y en cada momento de mi vida y diferentes actividades encuentro la posibilidad de integrarlos. Es así como descubrí que además de permitirme tranquilidad, encuentro conmigo misma, creatividad, entre otros, en cualquier momento cotidiano; también me beneficiarían durante mi proceso de gestación. 


    ¡Homenaje a una gran Leona!

    Las Leonas representan la fuerza, la vigilancia y el instinto protector y sin duda la Leona de la que voy a contar es una que cumple con todas esas características

    "Todas sabemos parir" ​

    Un parto respetado, lleno de amor, silencioso, dirigido por la madre, íntimo, con música tenue, acompañado, seguro y en casa es posible! Debo dar las gracias a una pareja que me permitió acompañar y sobre todo vivir la experiencia de un parto en casa, la magia de la vida, la potencia de la mujer y el milagro del nacimiento.


ARTÍCULOS RECIENTES

    ¿Que el embarazo te trae cambios? (2do trimestre)

    En el post anterior hablamos sobre los cambios que surgen en el 1er trimestre de gestación, ahora vamos a hablar de los que trae el 2do trimestre el cual va de la semana 14 a la 28.

    ¿Que el embarazo te trae cambios? (1er trimestre)

    A lo largo de mi vida, cuando pensaba en tener hijos, pensaba en el bebé como tal, en la cargada, en los abrazos, en su mirada y manitos, en la ropita y su olor…

    El parto me transformó la visión que tenía de mí

    Desde antes del embarazo había comenzado a leer sobre el parto orgásmico y el parto natural y respetado… Cuando ya esperábamos a Matías me documenté un poco más, porque quería poder contar la historia del parto con tanta emoción como había contado que estaba en gestación.

    Las Doulas benefician a todos

    Ya les he compartido que mi mayor motivación para formarme como Doula fue mi propia preparación para el parto y mi experiencia del parto como tal.

Comparte este artículo